Inicio Cerámica Chancay

Cerámica Chancay

Exposición

CHANCAY: Entre el Mar y el Desierto

En la costa central, al Norte de Lima, los valles de Huaral y Huaura fueron escenario de la emergencia de una de las civilizaciones más representativas y, a la vez, menos estudiadas de la historia andina.

El Señorío Chancay se desarrolló entre los años 900 a 1500 DC y constituye una espléndida manifestación cultural de las sociedades costeñas de esa época.

En este territorio emplazado entre el mar y el desierto no falta el agua dulce ni las buenas tierras. La vida fructifica pródigamente gracias a un clima templado, donde la agricultura sólo fue posible mediante la construcción de canales. Estas grandes obras de infraestructura hidráulica modificaron el paisaje y lo transformaron en un ambiente cultural apto para la vida plena.

El valle irriga con el agua los cultivos y frutales, mientras que el mar provee parte importante de las proteínas. Las lomas, humedales y el desierto suministran en abundancia el resto de materias primas para la confección de artesanías.

El pueblo basó su existencia en la pesca y agricultura, pero junto con ello se especializó magistralmente en la producción de ceramios y manufacturas.
La producción textil destacó sobre las otras; sus gasas, tapices y brocados de múltiples colores resplandecieron. Del mismo modo, el trabajo en maderas duras como el algarrobo y huarango produjeron obras de exquisita calidad. El burilado y pirograbado de mates con gran detalle y sentido artístico retrató a sus señores importantes, emblemas y elementos de la naturaleza. Sin embargo, es en la cerámica donde se plasma un arte sencillo pero elegante, que retrata lo cotidiano de un modo conservador y con carácter clásico y pone de manifiesto a una sociedad aldeana de vida dócil y apacible.

La sociedad se organiza en forma compleja bajo una jerarquía de gobernantes ricos que administran grandes territorios, formando una nobleza palaciega que gustó del boato y vida regalada. Ello creó un mosaico de pueblos con autonomía política, que rivalizaron y compitieron creando una de las culturas más exquisitas del antiguo Perú.

Colección

Arqueologia – Chancay

Cultura Chancay (900 – 1,400 d.C.)
Escultura antropomorfa

Personaje masculino desnudo sentado con las piernas cruzadas, en la mano derecha sujeta una copa. Porta tocado, orejeras, collar y pintura facial. Posee elementos distintivos de un Señor o Dignatario

Cultura Chancay ( 900 – 1,400 d.C.)
Figurina antropomorfa – Cuchimilco

Personaje femenino, se le encuentra desnuda y con decoración facial. Fue utilizado en rituales funerarios.

Cultura Chancay ( 900 – 1,400 d.C.)
Figurina antropomorfa

Personaje femenino pintado de rojo con decoración geométrica. Fue utilizado en rituales funerarios.

Cultura Chancay ( 900 – 1,400 d.C.)
Escultura antropomorfa

Personaje femenino ataviado con una túnica negra y cinturón al cinto. Lleva en la cabeza un pañuelo ceñido con una vincha. Dos agujas o “tupus” ayudan a sujetar a un recién nacido con una manta a la espalda. Los lacrimales como decoración facial son elementos distintivos de personajes divinos, probablemente ligado a la fertilidad humana.